icoCab
menuheader
etCol
Escoge el perfume perfecto según tu estilo y personalidad
pen Hilda Bonilla | 12 de Octubre de 2018
Cortesía /

El perfume es una prenda olfativa que denota la personalidad, el carácter, y las emociones de cada persona. Tu fragancia se vuelve parte de tí, y es a veces tan poderosa que puedes ser recordada por ello… Tu sello personal.
Hay tantas opciones hoy en día en el mercado, que hacen que la búsqueda del perfume perfecto se vuelva un tanto complejo.
Lo primero es saber que es lo que nos gusta y ser capaz de definir los olores. Generalmente, una persona con carácter tranquilo y relajado buscara perfumes con aromas florales y cítricos suaves que vayan en sintonía con su manera de ser y por el contrario, una persona con carácter más imponente, que quiera impactar y dejar huella, por lo general buscara un perfume un poco más fuerte, tipo amaderado.


Los siguientes tips te  pueden ayudar a lograr la mejor elección:

1Cada piel es distinta y el efecto de cierto perfume en ti depende de tantas cosas como del PH de tu piel o de la temperatura de tu cuerpo. No elijas un perfume porque lo hayas olido en otra persona  y te encanto o por la publicidad, debe ser un reflejo de quien eres. 

2.Para comprar perfumes el mejor momento es por la mañana. Es en estas horas donde tu nariz funciona mejor que en cualquier otra hora del día.

3.Reconoce que aroma es el que te gusta. Hay cuatro bases de perfumes:
Cítricos (son frescos y ligeros, hechos de frutas cítricas).
Florales (son dulces y fuertes, hechos a base de flores).
Tierra (son a base de minerales o vegetales como la canela o la vainilla).
Amaderadas (fragancias pesadas y sensuales).

5.Elige el perfume según tus necesidades. Una “eau de toilette” si quieres un aroma ligero, un “eau de parfum” para un efecto intermedio y un “parfum” para un resultado más concentrado.

6.La mejor manera de olfatear un perfume es rociarlo al aire o, aplicarlo en la zona de la muñeca donde podrás percibir mejor el olor en tu piel. 

7.Los perfumes suaves y frescos como los cítricos y florales se utilizan durante el día (sobre todo si trabajas en oficina) y los amaderados y tierra para la noche o el invierno.   


Recuerda siempre que una fragancia además de hacerte oler bien, aumenta tu estado de ánimo y si la  combinas con tu personalidad, será tu carta de presentación con la cual las personas te reconocerán sin incluso verte.
Escoge el perfume perfecto según tu estilo y personalidad

El perfume es una prenda olfativa que denota la personalidad, el carácter, y las emociones de cada persona. Tu fragancia se vuelve parte de tí, y es a veces tan poderosa que puedes ser recordada por ello… Tu sello personal.
Hay tantas opciones hoy en día en el mercado, que hacen que la búsqueda del perfume perfecto se vuelva un tanto complejo.
 
Lo primero es saber que es lo que nos gusta y ser capaz de definir los olores. Generalmente, una persona con carácter tranquilo y relajado buscara perfumes con aromas florales y cítricos suaves que vayan en sintonía con su manera de ser y por el contrario, una persona con carácter más imponente, que quiera impactar y dejar huella, por lo general buscara un perfume un poco más fuerte, tipo amaderado.

Los siguientes tips te  pueden ayudar a lograr la mejor elección:
1.Cada piel es distinta y el efecto de cierto perfume en ti depende de tantas cosas como del PH de tu piel o de la temperatura de tu cuerpo. No elijas un perfume porque lo hayas olido en otra persona  y te encanto o por la publicidad, debe ser un reflejo de quien eres. 

2.Para comprar perfumes el mejor momento es por la mañana. Es en estas horas donde tu nariz funciona mejor que en cualquier otra hora del día.

3.Reconoce que aroma es el que te gusta. Hay cuatro bases de perfumes:
• Cítricos (son frescos y ligeros, hechos de frutas cítricas).
• Florales (son dulces y fuertes, hechos a base de flores).
• Tierra (son a base de minerales o vegetales como la canela o la vainilla).
• Amaderadas (fragancias pesadas y sensuales).

5.Elige el perfume según tus necesidades. Una “eau de toilette” si quieres un aroma ligero, un “eau de parfum” para un efecto intermedio y un “parfum” para un resultado más concentrado.

6.La mejor manera de olfatear un perfume es rociarlo al aire o, aplicarlo en la zona de la muñeca donde podrás percibir mejor el olor en tu piel. 

7. Los perfumes suaves y frescos como los cítricos y florales se utilizan durante el día (sobre todo si trabajas en oficina) y los amaderados y tierra para la noche o el invierno.   

8.Una noche anterior no ingieras alimentos con muchas especies, puesto que puede alterar la reacción que provoca la fragancia en tu piel y para el día de la selección, no lleves puesto ningún tipo de cremas o perfumes ya que se pueden mezclar los olores.


Recuerda siempre que una fragancia además de hacerte oler bien, aumenta tu estado de ánimo y si la  combinas con tu personalidad, será tu carta de presentación con la cual las personas te reconocerán sin incluso verte.