icoCab
menuheader
Sec
Disciplina, compromiso e innovación, las bases de su vida.
pen Isela Gamboa | 09 de Noviembre de 2018
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /
Manuel Sotelo /

Demis Alan del Villar Huerta es un joven trabajador que disfruta al máximo la vida y no se limita a intentar hacer cosas nuevas; es médico y tiene un diplomado en Nutrición Deportiva.
Es el hijo mayor de Martha Huerta y Pablo del Villar. Junto con Aldo, su hermano menor es creador de La Única una cantina ubicada en el hermoso pueblo mágico Jerez.
La Única, nació con la idea de crear el concepto de una nueva cantina, dejar de lado el tradicionalismo y transformar el espacio desde cero. Está inspirada en los años 70´s con un estilo americanizado. 
El lugar se caracteriza por el deseo de cambiar el esquema al destacar la dualidad de hombre y mujer, no importa los gustos que cada uno tenga. “La Unica está hecha totalmente a lo que a mí me gusta” comentó Demis, pues para él cada persona es única y pretende que al llegar al lugar, todos se sientan bienvenidos.
Desde que Alan era pequeño su sueño siempre fue tener su propio negocio; hace tres años  comenzó con un proyecto similar al actual, pero con un concepto más antiguo.
“Cuando empecé en esto de los bares, caminaba de mi casa a mi trabajo y veía que había cantinas en cualquier lugar y un día simplemente me ocurrió.”
Demis cree que sus dos trabajos son algo contradictorios para la gente y para él mismo; pero a fin de cuentas, lo que los une es que las personas se logran sentir mejor, de diferente manera; en el hospital son problemas de salud, mientras que en la cantina los problemas son del espíritu, del estado de ánimo. “Y yo trato de reconfortarlos en ambos aspectos”.
Es una persona que disfruta realizar actividades solo. Le gusta leer, escuchar música y le fascina hacer ejercicio. “Llevo 6 años en el gimnasio, eso me relaja mucho y me mantiene equilibrado, cuando lo dejo de hacer se desequilibran mi vida personal y profesional.”
Su principal motivación como persona es ser mejor cada día, siempre está buscando hacer algo nuevo y superarse a sí mismo. ”Estudies lo que estudies no te limites, haz otras cosas” añadió. 
 “Mi mamá es mi mayor inspiración, siempre he sido más cercano a ella porque es la persona con la que estás más apegado desde que naces.”
Demis compartió para G&E sobre el equilibrio de su profesión y la cantina; trató de no descuidar la medicina con la apertura de su local. Comentó que en la cantina puede haber margen de error, pues si te equivocas en una bebida simplemente la reemplazas, en la medicina no, ahí no puede haber errores.
Para él, la medicina es complicada, actualmente es una profesión que ha perdido valor a los ojos de la gente y como personal de la salud sientes que no le dan valor a tu trabajo. 
En cuanto a la cantina, le ha sido difícil, la gente no acepta algo diferente, quieren que todo sea igual, “te sales poquito del molde y todos te atacan.”
En sus experiencias personales nos platicó que en los últimos años ha conocido personas maravillosas que le han aportado demasiado; y laboralmente, lo gratificante que ha sido ayudar y ver la satisfacción de sus pacientes.
A su corta edad Alan se realiza personal y profesionalmente, además se prepara día a día para emprender nuevos proyectos y buscar siempre ser mejor en todo sentido. 

 “Mi mayor meta siempre es ser feliz porque a veces es difícil”

“Me gusta hacer cosas diferentes”

 “Estoy muy satisfecho y orgulloso con lo que eh logrado en conjunto de mi equipo de trabajo.”

Se describe como disciplinado, honesto e idealista.

“Me gusta hacer cosas diferentes”