icoCab
menuheader
Sec
Una joven decidida a regalar emociones
pen Redacción | 23 de Noviembre de 2018
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /
Elías Barajas /

Vanessa Yvette Nañez Ayala es una joven a quien sus papás, Teresa Ayala Villaseñor y Jaime Náñez Bugarín y su hermano Jaime, siempre han impulsado a luchar por sus sueños.
Estudió terapia física y rehabilitación; luego, decidió certificarse en tape kinesiológico y tomó diversos cursos en rehabilitación y método bobath.
“Cuando era chiquita me gustaba mucho hacer manualidades; colorear, jugar a ser vendedora, pero nunca supe bien cómo enfocar eso; con el tiempo, me fui dando cuenta que me gustaba mucho mi carrera, ayudar a los niños y ese tipo de actividades pero nunca me enfoqué a lo que me gustaba cuando era chiquita, nunca me di cuenta que me gustaban las flores”.
Al terminar su carrera se quedó a trabajar en una clínica en Guadalajara y por su cuenta daba terapias a domicilio; pero sabía que quería algo más, algún negocio extra en el que pudiera explotar todo eso que le gustaba de niña.  “A mi mamá siempre le han encantado las flores, y fue ahí donde comencé a pensar en esta opción. Ya con eso más claro, empecé a investigar floristas reconocidos, a ver su trabajo y me enamoré de las cosas tan cool que se pueden hacer con las flores”. Fue así como decidió comenzar a tomar cursos de diseño floral.
“Desde el primer día de curso supe que me encantaba y que quería estudiar más para dedicarme a eso toda la vida”.
Vanessa es alguien que decidió hacer de su pasión su profesión, tanto en la rehabilitación, como en el diseño de arreglos florales y por medio de su trabajo dejar algo bueno al resto de los seres humanos. Le encanta trabajar con niños y personas con secuelas de alguna lesión neurológica, pues la ha atrapado la increíble forma en que ellos logran tocar su corazón y transformar su forma de ver la vida.
 “Siento que te enseñan muchas cosas y mi objetivo es lograr dejar un poco de mí en ellos. Con el diseño de arreglos florales creo que se puede hacer lo mismo, porque por medio de las flores las personas expresan sus sentimientos y a mí me encanta ayudarlos a regalar emociones”.
Algo que la llena de satisfacción es ver como con ayuda de su familia y amigos sus sueños se van haciendo realidad y van tomando forma.
Cuando tiene tiempo libre, le gusta invertirlo en buscar nuevas opciones para la florería, innovar y crear mejores opciones para los arreglos florales, pasar tiempo con su familia, salir con sus amigos, ver series, películas, leer y salir a correr al parque.
Para Vanessa, Punto Floral significa la oportunidad de crear, de expresar sus sentimientos “ es regalar emociones a través de las flores, creo que cuando se regalan flores se regala algo más”.
“Como está el mundo se necesita más de esto, de ser capaces de dejar algo bueno en las personas, de trasmitir cosas buenas y creo que las flores son una gran forma de hacerlo”
Su principal objetivo es que el cliente se enamore de lo que se está llevando, que de verdad se vaya contento, que con cualquier presupuesto le encante lo que compra.
Sin duda la familia es indispensable y para ella, es una inspiración. “Mis papás, que siempre me han inculcado que se debe dar lo mejor de sí mismo cada día, que las cosas nadie te las va a regalar y que no es fácil, que está bien que las cosas no siempre salgan como tú esperabas, mi hermano que es mi ejemplo y me ha apoyado en todo desde el inicio de este proyecto”.  
Un gran reto fue dejar el miedo del lado, empezar a creer en ella  y en su trabajo, entender que habrá mucha gente que va a decir que no y que es muy difícil abrir puertas pero lograrlo depende del esfuerzo.
Vanessa tiene claros sus objetivos y por ahora los más importantes son enfocarse a hacer que la florería crezca, ser franquicia, hacer eventos muy grandes;  en cuanto a su profesión, tener su propia clínica de rehabilitación, un lugar donde la gente esté feliz de ir, que sin darse cuenta estén haciendo terapia, que se sientan a gusto, que no sea un lugar triste, que por un momento olviden su padecimiento.
Una persona responsable, comprometida, alegre y que está dando lo mejor de sí para aportar algo grato a la sociedad.


“Todos los arreglos siempre los hago pensando como si yo misma los fuera a regalar a alguien que quiero”.“La suerte para triunfar se llama creer en ti”
“Me encanta reírme y buscar siempre el lado bueno de las cosas”