icoCab
menuheader
secCat
Rosita y Rafael Olmos, 60 años de ser un matrimonio ejemplar
pen Víctor Castillo | 24 de Enero de 2019
Bailando el Vals
Flor Castañeda / Bailando el Vals
Bailando el Vals
Flor Castañeda / Bailando el Vals
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Los presentes disfrutaron de un delicioso pastel
Flor Castañeda / Los presentes disfrutaron de un delicioso pastel
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Un matrimonio ejemplar
Flor Castañeda / Un matrimonio ejemplar
Reviviendo momentos
Flor Castañeda / Reviviendo momentos
Brindis
Flor Castañeda / Brindis

Rosita y Rafael Olmos festejaron su 60 aniversario de matrimonio en el Rancho “El Marengo” donde su familia y amigos  cercanos les mostraron el cariño que sienten por la pareja.

                El evento comenzó con una  misa de acción de gracias en la capilla del lugar, donde Sigifredo Barcerló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, dirigió la ceremonia religiosa e invitó a la pareja a seguir trabajando para ser el ejemplo que son ahora.

Posteriormente los invitados se dirigieron al salón del rancho donde disfrutaron de una deliciosa cena y estupenda convivencia junto a los festejados quienes en todo momento manifestaron su amor como el día de su boda.

Durante la grata velada, la pareja bailó temas para recordar aquel día de hace 60 años en que unieron sus vidas. Luego, todos se sumaron para compartir un momento con ellos y demostraron su felicidad al son de la música.

El momento más emotivo de la noche fue cuando el matrimonio Olmos se reunió en el centro de la pista con hijos y nietos para apreciar un video de felicitaciones que les hicieron llegar.

Antes de realizar un brindis, Rafael agradeció a Dios la dicha de llegar a los 60 años de casado y tener el amor de su esposa Rosita, desde el primer día. Así mismo agradeció por los hijos y nietos que conforman su hermosa familia.