icoCab
menuheader
Sec
Raúl Muñoz, un papá que lo venció todo.
pen Redacción | 07 de Junio de 2019

Hoy soy un ser humano más sensible

Raúl Muñóz, un fresnillense a quien el tiempo le ha ido cambiando su vida para ser un gran hombre, empresario exitoso; pero, sobre todo, un ser humano ejemplar y un padre maravilloso.

Siendo el pilar de la familia Muñóz Bonilla a lado de su esposa, Lidia,  han logrado salir adelante. A pesar de las circunstancias que les han presentado, un reto que la vida y Dios les puso,  lo han aceptado y aprendido a vivir con ello.

 

Nadie nace sabiendo ser papá y se va aprendiendo con la práctica; pero ser papá de un niño con capacidades diferentes, multiplica todo, en especial el amor y la unidad “y me ha convertido en un ser  más sensible hacia los demás”, dice Raúl.

Su hijo, Raúl, un jovencito con capacidades diferentes que este año cumplirá quince,¡ es un niño valiente que se ha convertido en la fuerza de esta familia y ha hecho de Raúl un papá más humano.

“Mi hijo me ha enseñado a ser más humano, a respetar y ser consiente en este mundo que tanto lo necesita”, comentó.

Tener un hijo con capacidades diferentes sin duda alguna ha hecho de Raúl un papá ejemplar que no sólo piensa en su hijo sino en todas las personas que padecen de alguna discapacidad, pues asegura que para él los actos de inclusión han tomado prioridad, dado que en su hotel, Motel La Fortuna, en Fresnillo, existen habitaciones exclusivas para personas con discapacidad.

Platicó sentirse orgulloso al ser papá de un niño como Raúl, aunque destacó que sin el amor y apoyo incondicional de su familia y el de su esposa, no sería los mismo. “Tiene a los mejores abuelos, nada le ha hecho falta y el amor de su madre es infitino; tanto que cuando  está ella, él es otro, su mirada se ilunina y se pone feliz”.

Su capacidad de amor de padre es mayor que la discapacidad que presenta su hijo.

Aunque contantemente este en un circuito de cuidados y hospitales, lucha día con día para ser un buen esposo y papá y así darle una calidad de vida a su pequeño Raúl.

Su posición de padre es nunca dejar de luchar por el lugar de personas como su hijo, un desafío maravilloso.