icoCab
menuheader
Sec
Una familia unida por el arte.
pen Redacción | 24 de Junio de 2019
Una familia de músicos.
Elías Barajas / Una familia de músicos.
Lupita y sus bellas hijas.
Elías Barajas / Lupita y sus bellas hijas.
Mike con sus talentosas hijas.
Elías Barajas / Mike con sus talentosas hijas.
Las guapas hermanas Salcedo.
Elías Barajas / Las guapas hermanas Salcedo.
Unidos por el amor y las artes.
Elías Barajas / Unidos por el amor y las artes.
Familia Salcedo Rodríguez.
Elías Barajas / Familia Salcedo Rodríguez.
Apasionados y con valores es como se describen.
Elías Barajas / Apasionados y con valores es como se describen.
Una mamá que también es amiga.
Elías Barajas / Una mamá que también es amiga.

“Ser una familia de músicos nos hace diferentes, pero ser una familia que se dedica a las artes es una familia feliz”

Talento y pasión caracterizan a la familia Salcedo Rodríguez, Miguel Ángel Salcedo (Micky), su esposa

Lupita Rodríguez y sus dos  hijas, Tania y Cristina forman una familia inspirada por la música y las artes, unida por el amor y el cariño entre ellos.

Micky, licenciado en canto gregoriano por el prestigiado Conservatorio de las Rosas de Morelia, Michoacán  y Lupita, odontóloga, nunca imaginaron, cuando se conocieron, que sus vidas darían un giro rotundo. El amor los unió y los ha mantenido así desde entonces.

Micky tuvo que irse a trabajar a Estados Unidos con el grupo musical El Tiempo, de música regional mexicana. Durante dos años recorrió con ellos todo Estados Unidos hasta la frontera con Canadá; en ese tiempo no vio a Lupita pero mantuvieron vivo su  amor a través de un intercambio permanente de cartas.

Por fin, se casaron y aún recorrieron Estado Unidos durante 8 años más, hasta que regresaron a México convencidos de que era lo mejor para que sus hijas crecieran era el Pueblo Mágico de Jerez.

En Jerez Micky inició un exitoso estudio de grabación que hasta hoy es su actividad principal aunque en este momento es el director del Instituto Jerezano de Cultura.

Sus hijas, Crisitna y Tania están orgullosas  de haber nacido en una familia de músicos, de ser hijas de unos papás que son amigos, confidentes y aunque son conservadores han guiado su vida por el bien para lograr cada sueño que deseen juntos, recibiendo de ellos apoyo incondicional y confianza.

Cristina es licenciada en comercio internacional y su sueño es ser solista con el nombre de Cristina Rey, que ya lo ha probado con éxito y que ahora lo tiene en receso.

Tania estudia la licenciatura en arte en la escuela Calmecac, de Jerez y su sueño es tener un día su propia institución educativa en artes. Hace poco tuvo su propio grupo musical, Pasión Canela que hoy está en receso porque los estudios por ahora son su prioridad.

Apasionados y con valores es como se describen.