icoCab
menuheader
Sec
MADRES EJEMPLARES
pen Redacción | 13 de Mayo de 2020
Ana Cortés e hijas
Cortesía / Ana Cortés e hijas
Lizbeth Márquez Alvarez e hijos
Cortesía / Lizbeth Márquez Alvarez e hijos
Claudia Castanedo e hijos
Cortesía / Claudia Castanedo e hijos

Ser madre es una de las emociones más grandes de toda mujer, conlleva cambiar tu vida, tiempo y forma de pensar. Madres jóvenes o adultas a todas las une un mismo sentimiento; el amor por sus hijos. Ana Cortés, Lizbeth Márquez y Claudia Castanedo son ejemplo del compromiso y gran responsabilidad que representa el ser mamá en las distintas generaciones.

 

ANA CORTÉS


Maternidad: la felicidad que se comparte
Ana Cortes, recibió un regalo muy especial en su cumpleaños, se enteró que sería mamá y desde ese día hasta la fecha ha sido el obsequio más preciado.

Ella es una mamá joven quien le gusta disfrutar la vida y cuya filosofía en la vida es ser una madre feliz para que sus hijos siempre tengan alegría. En Gente y Estilo tuvimos la oportunidad de platicar con ella y esto fue lo que nos compartió:

Cuéntanos un poco de reto de ser mamá. Nadie nace sabiendo ser padre, es un proyecto de vida que debes asumir con responsabilidad, es retador pero muy gratificante. Estas formando a un ser humano y debes encontrar el equilibrio entre dejarlo ser y formarlo, así como aceptar que cada niño es diferente.

¿Qué fue lo que sentiste cuando te enteraste que serías madre? Me entere el día de mi cumple y hasta la fecha es el regalo más bonito que he tenido, aunque me daba muchísimo miedo tener algo tan pequeño dentro de mí. Mensaje para futuras mamás. Confíen en su instinto siempre. Para que los niños sean felices necesitan una mamá feliz, pónganse de prioridad.

¿Cuáles costumbres con las que creciste te gustaría
que retomaran tus hijos? Crecí en una familia muy unida y con mucho amor a la naturaleza y a lo artesanal. Quiero que aprendan a valorar a los momentos y a las personas.

 

LIZBETH MÁRQUEZ ALVAREZ

Es Diputada Migrante de la LXIII Legislatura del Estado de Zacatecas. Otros cargos de la Administración Pública en los que se ha desempeñado son Representante del Gobierno de Zacatecas en Illinois (en dónde creo el Programa de reunificación familiar “Corazón de Plata”), Directora de Turismo de Negocios, Directora de Comunicación Social de la Presidencia Municipal de Zacatecas, Gerente Comercial del Periódico Imagen, entre otros.
 
Orgullosa mamá de dos pequeñitos adorables, Ana Lucía y León Fernando Arteaga Márquez, considera que el reto más importante de ser madre y profesionista, es encontrar el punto de equilibrio entre las dos responsabilidades, ese justo medio que nos permitirá disfrutar de la bendición más grande que es ser madre y al mismo tiempo aportar a la sociedad nuestro trabajo y experiencia. No es fácil esta dualidad y muchas veces tenemos que lidiar con sentimientos de culpa. Sin embargo, he podido sobrellevar éstas dos facetas involucrando a mis hijos en los proyectos profesionales, mis hijitos no solo son inspiración y motor, sino que se involucran, participan y disfrutan del éxito que como equipo logramos; además de que educar con el ejemplo es la mejor manera de formarlos.
 
Me fascina ser mamá, y disfruto desarrollarme profesionalmente, vivir y conciliar éstas dos facetas me ha mostrado fortalezas que no sabía que tenía y me ha presentado debilidades que jamás pensé experimentar, pero que, en suma, me hacen sentir dichosa y plena. 

 

CLAUDIA CASTANEDO


Claudia Castanedo, es una mujer audaz y amorosa, que conoció el valor de la maternidad cuando tuvo a sus hijos en sus brazos, un regalo del cielo que enriqueció su vida. Para ella, la mayor responsabilidad de la maternidad es guiar a los hijos por las rutas adecuadas de la vida.
Con tres décadas de matrimonio con Octavio Rangel Frausto, cada día se esfuerza porque sus hijos tengan alegría y que los en momentos difíciles en su vida sepan que tienen un apoyo por siempre.

Nunca imaginas lo que significa ser mamá hasta que tienes a tu hijo en brazos. En ese momento te das cuenta de la responsabilidad tan grande que tendrás de guiar, formar y educar a este ser humano por el resto de su vida.  Dando siempre lo mejor de ti. 

Me gustaría que en sus vidas nunca les falte fé en dios y en sí mismos para luchar siempre por sus metas.

Amor en todo lo que hagan y digan. Respeto siempre por los demás.

Creo que los tiempos siempre han sido complicados. Solo que hoy en día las mamás se enfrentan a retos más grandes derivados del acceso inmediato a información que no siempre ayuda a educar a un hijo. Pero al final, lo principal será educar sobre valores claros y precisos que perduran por siempre. Además de dar ejemplo coherente con lo que decimos y hacemos.
¡Amarlos mucho!