icoCab
menuheader
etCol
PULPO CASI A LA GALLEGA
pen El comelón | 01 de Junio de 2020
Platillo listo
Cortesía / Platillo listo

Ingredientes:

2 Kilos de pulpo fresco o congelado (calcule 250 gramos por comensal)

1 cabeza grande de ajo, completa

Chiles de árbol, según lo quiera de picoso

½ litro de aceite de oliva

2 papas grandes

Sal de grano

Pimentón dulce

PROCEDIMIENTO

1. Lo más importante de esta receta es la cocción del pulpo. Tiene que quedar comible, ni chicloso ni duro y para eso hay que hacer lo siguiente:

2. Ponga a hervir agua con unas hojas de laurel y un buen trozo de cebolla.

3. Quitar el pico al pulpo, que encontrará en medio de los tentáculos; volté la cabeza del pulpo y quite con unas tijeras las adherencias que encuentre. No se deshaga de la cabeza, solo déjela limpia.

4. Mientras está el agua hirviendo, con unas pinzas tome al pulpo por la cabeza, sumérjalo y sáquelo del agua cinco o seis veces. Eso se llama “asustar al pulpo” y si no lo hace, le quedará duro o chicloso. Déjelo hervir más o menos 45 o 50 minutos. Pruebe si ya está con un palillo; pique el pulpo y si el palillo entra bien, el pulpo ya está cocido; si no, déjelo unos minutos más. (Por favor, no lo deje hora y media o dos horas, se hará pedazos) 45 minutos a una hora y no más.

5. Saque el pulpo del agua y déjelo reposar unos diez minutos. Luego, con una tijera, vaya cortando brazo por brazo, quítele los pellejos que rodean cada brazo y corte luego en trozos pequeños a lo ancho. Recuerde limpiar bien y cortar en trozos pequeños la cabeza.

En la misma agua del pulpo ponga a cocer las dos papas unos minutos.

Una vez que tiene todo el pulpo troceado, ponga aceite de oliva a calentar, con cuidado de que no hierva; baje la flama a lo mínimo.

6. Ponga el ajo que previamente habrá picado, no muy fino, con los chiles de árbol sin semillas y con las papas que coció en el agua del pulpo y que habría cortado en rodajas no muy finas. Ojo, tantos chiles de árbol como quiera que quede picoso su guiso.

7. Deje que el ajo, las papas y los chiles se frían unos minutos; cuando ya estén, ponga el pulpo troceado; mueva el guiso para que todo se impregne de aceite de oliva.
Quince o veinte minutos serán suficientes; ponga la sal, en grano de preferencia y al final, rocíe con el pimentón.

Si lo sirve en una mesa de bienhumorados y lo acompaña de vino tinto, dará una sorpresa a sus comensales.

Cualquier duda, escríbanos a nuestro mail.
editorial@revistagye.com.mx