Omar, un zacatecano que triunfa en CDMX
Redacción | 02 de Marzo de 2018
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /
Cortesía /

Omar Jiménez es arquitecto, graduado en el Tec de Monetrrey campus Zacatecas y destaca ya ern la Ciudad de México, donde trabaja en la empresa Kepler, una corporación de ingeniería que es contratista de grandes compañías de todo el mundo y concretamente, de Minera Peñasquito, en Zacatecas.

 

¿Cómo llegaste aquí?

"Recién egresado, hace un año, apliqué una oferta de trabajo en Kepler y me contrataron en el área de ingeniería civil en un proyecto de Peñasquito, en Mazapil. Fue toda una experiencia, A todo el personal le aplican el alcoholímetro diario y cada semana, un antidoping; se da uno cuenta de la importancia de concentrarse en el trabajo, de la responsabilidad que trae uno a cuestas y de lo fundamental que es cuidar su salud".

Pocos meses después mandaron a Omar a las oficinas centrales de Kepler en la Ciudad de México, en Santa Fe. Quienes laboran aquí viven en una casa de la propia compañía en Cuajimalpa. Su trabajo es como integrador de costos y ofertas de los proyectos que la empresa tiene en todo el mundo.

La exigencia es alta, la competencia feroz y la exigencia de más preparación es alta. Por eso, Omar inició una maestría en Gerencia de Proyectos en la Universidad Lasalle, que cursa los sábados.

"Al principio la ciudad me daba miedo. Solo tengo siete meses aquí. Pero poco a poco, los propios compañeros de Kepler e han ayudado, tanto que puedo decir que ya me adapté a la vida de CDMX".

 

¿Cómo es el ambiente laboral?

"Hay una altísima competencia. Trabaja uno con los mejores y tiene que seguirles el ritmo. No hay tiempo para flojear o para llegar tarde o enfermarse o para decir que no me gusta. Hay que cumplir con la responsabilidad y prepararse constantemente, por eso estoy en la maestría. Al mismo tiempo, es apasionante y retador y deja muchas satisfacciones".

"Mi vida ha cambiado, Hoy, sé que debo vivir en una gran ciudad por el aprendizaje que esto representa, por la magnitud d elos retos que ofrece y porque aquí está la punta del desarrollo y la mayor competencia".