icoCab
menuheader
etCol
Restaurante Albuquerque.
pen Redacción | 15 de Noviembre de 2019
Platillos acompañados de un excelente vino.
Magaly López / Platillos acompañados de un excelente vino.
Salmón.
Magaly López / Salmón.
Un postre exquisito.
Magaly López / Un postre exquisito.
La mejor combinación.
Magaly López / La mejor combinación.
Vinos Tierra Adentro.
Magaly López / Vinos Tierra Adentro.
Nopal relleno.
Magaly López / Nopal relleno.
Platillos del Restaurante Albuquerque.
Magaly López / Platillos del Restaurante Albuquerque.
Salmón.
Magaly López / Salmón.
Ricos platillos acompañados del mejor vino.
Magaly López / Ricos platillos acompañados del mejor vino.
Chef Mario Manuel Fernández.
Magaly López / Chef Mario Manuel Fernández.
Disfruta de un buen vino en Restaurante Albuquerque.
Magaly López / Disfruta de un buen vino en Restaurante Albuquerque.
Restaurante Albuquerque.
Magaly López / Restaurante Albuquerque.
Restaurante Albuquerque.
Magaly López / Restaurante Albuquerque.
Viñedos Tierra Adentro.
Magaly López / Viñedos Tierra Adentro.

Uno de los atractivos que Zacatecas ofrece a turistas y personas locales son los Viñedos Tierra Adentro y, desde luego, su restaurante Albuquerque.

Se trata de un verdadero paraíso gastronómico en Zacatecas, ubicado en la vinícola Campo Real, donde nacen los vinos Tierra Adentro.

Ahí se maridan sabores y se disfruta de los bellos paisjes que forman los cultivos de la vid y los invernaderos donde se produce jitomate de exportación.

El chef de Albuquerque es Mario Manuel Fernández, zacatecano, quien se encarga de crear los platillos que luego se acompañan con los Tierra Adentro.

Con 27 años de experiencia, el chef Fernández mantiene el concepto de comida mexicana combinada con toques internacionales que la hacen única y perfecta para los vinos de la casa.

 “La cocina es pasión, arte y sabor”, describió.

La joya de la corona de la vinicola Tierra Adentro es el Gran reserva, galardonado a nivel mundial y que acompaña perfecto a los platillos de Albuquerque.

Recomendamos iniciar una gran comida con unas gulas con camarones al ajillo o un carpaccio de atún y salmón. Continuar con alguna de las varias sopas o pastas y llegar al plato fuerte con un filete mignon relleno de queso de cabra, en salsa a la pimienta verde con guarnición de gnochi de papa; o un nopal relleno de camarones al ajillo con salsa holandesa y hasta un filete de pescado relleno, en cama de cangrejo y camarones, con guarnición de arroz y espárragos.

Todo, acomopañado de uno de los vinos de la casa, en especial, un trivarietal que hace maridaje perfecto con la comida de Albuquerque.

 “Lo que destaca de cada platillo es que  nos gusta la creatividad conjugada con  el sazón y el sabor”, comentó el chef.

Para la digestión, nada mejor que hacer un recorrido por los viñedos, visitar la cava y admirar las obras de arta en la galería.