icoCab
menuheader
Sec
LISTOS PARA RECIBIR EL TURISMO
pen Redacción | 15 de Julio de 2020
Carlos de la Torre, Sergio Romo, Eduardo del Real, Mario Vera y Raúl Muñoz del Cojo
Pedro Madrigal / Carlos de la Torre, Sergio Romo, Eduardo del Real, Mario Vera y Raúl Muñoz del Cojo

TENEMOS LOS PROTOCOLOS SANITARIOS PARA RECIBIR HUÉSPEDES

El sector hotelero tiene una ocupación que no es superior al 12%, informó Raúl Muñoz del Cojo, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles.

Aunque hace un mes inició la Nueva Normalidad, expresó que “Se mantiene un ritmo lento, la gente todavía tiene cierto temor de viaje”, lamentó el presidente.

Sin embargo, dijo comprender la situación, ya que la pandemia del Coronavirus (Covid-19), es algo desconocido para todos.

Detalló que en el mes de junio se tuvo una ocupación del 9%; sin embargo, en lo que va de julio, se tiene el 12 por ciento.

Fresnillo, es el municipio donde más presencia de turistas se registró actualmente, principalmente por la esencia del lugar que es la actividad comercial.

El empresario compartió que es el turismo de negocios el que prevalecerá por buen tiempo en el estado ya que aún no hay muchos atractivos abiertos.

Por el lado de la capital de Zacatecas, es poca la afluencia de turistas, “la gente no tiene nada a que venir si no están abiertos los atractivos, no hay qué hacer realmente”.
Destacó que, hasta el momento, todos los hoteles y moteles que mantienen actividades siguen los protocolos de sanidad y por fortuna, no se ha tenido casos sospechosos de contagios.

La industria de hoteles y moteles, mantendrá la paciencia para el día en que el turismo se recupere de manera más significativa.

 

MUY ESTRICTOS LOS LINEAMIENTOS PARA LOS WEDDING PLANNER

Las bodas de destino eran de los mayores atractivos y con mayor derrama económica para Zacatecas; sin embargo, están descartadas por la pandemia.

Los wedding planner Mario Vera y Sergio Romo, narraron para la revista GyE lo complicado que han sido los días desde que llegó la pandemia al estado para este sector.
“Por persona el fin de semana que viene a una boda de destino, un invitado gasta alrededor de 12 mil pesos, ahora cuánto dejan 150 invitados”; por la ocupación hotelera, la actividad turística y el consumo que hacen, compartieron.

Esto y el que no se puedan realizar bodas con un aforo mayor a las 20 personas preocupa a quien está detrás de un evento social, pues nadie quiere una fiesta así.

México país festivo

El pionero en estas bodas, Mario Vera, explicó porque nadie quiere casarse con aforos tan reducidos, es un asunto de cultura del mexicano.

“México es un país festivo, uno no quiere hacer nada en su casa encerrado, quiere invitar a todo el mundo, enseñarle al mundo lo que está haciendo”, dijo.

Si bien, este modelo de bodas y celebraciones en general funciona en otras partes del mundo, en Zacatecas no.

Sergio Romo, compartió que le preocupa la desocupación laboral que viven miles de personas que se necesitan para hacer posible una boda, floristas, meseros, maquillistas, chefs, etc., ya que son miles.

“De todas las bodas que ya tenía concretadas me quedó una y está bailando”; desde noviembre de 2019, aseguró que no ha tenido otra boda.

Como las bodas de destino no se dan en temporada de invierno, en el tiempo en que la gente las prefiere hacer, son días que se han vivido con la pandemia.

Todo el sector de los eventos sociales se está preparando para volver, “en cuanto la autoridades nos lo indiquen, regresaremos más fuertes, estamos acatando indicaciones y nos preparamos con los protocolos”, aseguró Sergio.

 

PREPARADOS PARA OFRECER SERVICIOS

Las agencias de viajes afiliadas a la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), de Zacatecas, están listas para ofrecer servicios seguros y con certeza a los visitantes.

Eduardo del Real Sánchez, presidente de la AMAV, filial Zacatecas, aseguró que, aunque son tiempos complicados, los empresarios están preparados y dispuestos para regresar a la actividad.

“Las agencias formales somos quienes presentamos servicios seguros; daremos la mejor atención con la certeza de que recibirán por lo que están pagando”, aseguró.

Durante el tiempo de inactividad por la pandemia, tomaron los cursos que ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), además crearon protocolos para evitar el riesgo de contagio del Covid-19.

El reto para este importante sector económico es la capacidad de adaptación.

“Tratar de adaptarnos a esta nueva realidad, a los protocolos, saber transmitirlos y que sepan que, lejos de bloquear servicios, hay que vivir de esta nueva manera”, compartió Eduardo del Real.

Desde el pasado 23 de marzo, la mayoría de las agencias cerraron ya que, sin hoteles y líneas aéreas no había qué ni a quién vender.

En junio se trató de reaperturar con la idea de que, con la llegada del verano, el panorama sería favorable.

“Pues sí hay un poco de trabajo, pero si está esa incertidumbre de no saber si podremos o no seguir”, lamentó.

Actualmente hay 30 agencias formales establecidas y registradas en la asociación y por fortuna, señaló que algunas empresas se mantienen cerradas, pero esperan abrir nuevamente.

Aunque el sector de los negocios es lo que mantiene a esta industria, esperan que poco a poco haya posibilidades de atender servicios de turismo de placer.

 

APRENDAMOS A CONSUMIR LOCAL

“Este tiempo es para demostrar de qué estamos hechos los zacatecanos, tenemos que aprender a consumir lo local”, expresó Carlos de la Torre presidente de la CANIRAC.

El titular de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados de Zacatecas confió en que con la ayuda de los ciudadanos, la industria restaurantera podría subsistir.

Ya que el turismo internacional y quizás hasta nacional será muy poco luego de la pandemia, es momento de “tirarle a los zacatecanos y apoyarnos”, compartió.

La Canirac tiene afiliadas a 146 empresas del giro de alimentos y, aunque no tuvieron obligación a cerrar sus negocios, registraron bajas hasta del 90 por ciento.

“A más de 120 días y en comparación con otras ciudades, fuimos privilegiados porque seguimos trabajando, aunque con el 50% de aforo”, informó.

Esta situación orilló a que alrededor de 12 empresas se quedaron en banca rota, pues los gastos operativos eran superiores a las ventas.

Capacitados y con las nuevas medias, luego de que el 35% de los restaurantes cerraran de manera indefinida, regresaron a la actividad.

“Con los protocolos de higiene y desinfecciones, abrieron el 1 de junio; se sumaron otros 20 negocios, que tuvieron cerrado”, explicó Carlos.

Aunque el sector se quedó con daños económicos importantes, en la mayoría se mantuvo al personal y actualmente las ventas van entre 30 y 40%, respecto al año anterior.

De la Torre expuso que se proyecta para el 15 de agosto se alcancen ventas del 50 o 60%; sin embargo, dependerán del apoyo local.