Trends

LA MALDICIÓN DE GLEE

El pasado 9 de Julio, las redes sociales despertaron tras haberse dado a conocer la desaparición de Naya Rivera , mejor conocida como “Santana López” en la serie, días después se reportó que su cuerpo había sido encontrado sin vida en el lago Piru en California.

Por: Redacción | 14 de Agosto de 2020

La serie de Glee fue una de las series más exitosas que se transmitió de 2009 a 2015, un grupo de jóvenes que se refugiaban en un grupo de canto conquistó al público por interpretar covers de canciones pop, la cual contaba con un humor ácido y temas incluyentes. Entre muertes, escándalos y sobredosis, varios de los protagonistas de la serie Glee han dado de qué hablar desde hace ya varios años. 

El pasado 9 de Julio, las redes sociales despertaron tras haberse dado a conocer la desaparición de Naya Rivera , mejor conocida como “Santana López” en la serie, días después se reportó que su cuerpo había sido encontrado sin vida en el lago Piru en California. Ella se encontraba en el lago junto a su hijo de 4 años, la policía encontró al menor abandonado en la lancha en la que estuvieron pasando el día. La versión que dieron las autoridades fue que, al estar su hijo en el agua y alejado de donde se encontraba la lancha, Naya nadó para ayudarlo y solamente alcanzó a rescatarlo y ella, debido al cansancio no logró salvarse. Como éste hay otros escándalos detrás de sus protagonistas.

La muerte de Cory Moneith 

El 13 de Julio del 2013, el personaje de “Finn Hudson”, interpretado por Cory Moneith de 31 años, fue encontrado muerto por sobredosis tras haber ingerido heroína y alcohol en una habitación de un hotel en Vancouver, Canadá. En ese entonces, Cory estaba comprometido con Lea Michele, otra de sus protagonistas. Años más tarde, Ann McGregor, madre de Cory, anunció que su hijo nunca tuvo la intención de morir y que había estado consumiendo un medicamento para dolor dental en las semanas previas a su sobredosis. 

 

Mark Salling y la pornografía

En 2015, Noah “Puck”, mejor conocido como Puckerman, interpretado por Mark Salling,  fue arrestado y posteriormente condenado en 2017 por la posesión de 600 videos y más de 50 mil imágenes de pornografía infantil, una de las más grandes en Estados Unidos.

Una exnovia del actor fue quien lo denunció con las autoridades. El 30 de enero de 2018 fue encontrado colgado cerca de su casa en Sunland, Los Ángeles. Su muerte se produjo poco antes de su sentencia, la cual sería en Marzo de ese año. 

 

Lea Michele racista

La actriz quien interpretó a “Rachel Berry” en la serie, en las últimas semanas ha estado enredada en muchos rumores, luego de que algunos miembros del elenco acusaran a la protagonista de microagresiones durante el rodaje de Glee.

Samantha Ware, criticó en Twitter a la actriz, acusandola de que hiciera un infierno el programa, “¡Creo que le dijiste a todos que si tenías la oportunidad te cag*** en mi peluca!, entre otras microagresiones traumáticas que me hicieron dudar si quería una carrera en Hollywood”, escribió Samantha de 28 años, después de que Lea Michele expresara su apoyo al movimiento “Black Lives Matter”. A Ware se le sumaron más actores como Heather Morris, Dabier Snell e Yvette Nicole Brown acusandola de racismo y maltrato. Acto seguido, Lea fue abandonada por su patrocinador, HelloFresh.

 

El arresto de Naya Rivera

Antes de su muerte, Naya Rivera fue arrestada en 2017 tras haber sido acusada por golpear a su entonces esposo Ryan Dorsey en la boca y la cabeza. En su libro “Sorry Not Sorry” declaró que trabajar con Lea Michele fue difícil, a menudo peleaba con ella en el set debido a que el personaje de Naya Rivera tomó más protagonismo dentro de la historia y a Lea no le pareció, “Ella comenzó a ignorarme y finalmente llegó al punto en el que no dijo nada”, comentó la actriz. En la sexta temporada rompieron todo lazo de relación.

 

Julia Roberts vs Nancy Motes

Nancy Motes, media hermana de Julia Roberts, trabajó como asistente en la producción de Glee, en 2014 se suicidó. En una carta suicida culpó a sus “supuestos hermanos” por la depresión que la llevó a quitarse la vida. La relación entre ellas nunca fue buena, incluso Nancy llamó a su hermanastra “zorra” y dijo que no actuaba bien.