Trends

Que el COVID no nuble tu vista

Aquí te presentamos algunos consejos para que puedas usar un cubrebocas sin que tus lentes se empañen cada vez que respires.

Por: Redacción | 14 de Septiembre de 2020

Si bien es cierto el covid no será permanente, la manera en que convivimos como sociedad no volverá a ser igual y habrá medidas con las que tendremos que aprender a vivir en nuestro día a día.

El uso del cubrebocas es una medida que se ha vuelto vital para tener una sana interacción con las demás personas y aunque para algunos resulta incómodo el uso de este accesorio, sabemos que no lo es tanto como para los que usamos lentes. El adaptarnos a esta medida puede ser más difícil cuando se tiene que elegir entre ver bien (sin lentes empañados) o sentirte seguro utilizando cubrebocas pero, ¿Por qué elegir? 

Aquí te presentamos algunos consejos para que puedas usar un cubrebocas sin que tus lentes se empañen cada vez que respires.

  1. El primer consejo es un truco muy fácil que todos podemos hacer en cualquier lugar. Se trata de tomar un trozo de una barra de jabón (si, como el que tienes en tu baño) y untarlo en las dos micas de tus lentes por ambos lados, esparcelo con un trapito suave, seco y muy limpio. Procura que la capa de jabón esté bien distribuida para tener una mayor claridad.
  2. Otra solución puede ser el ajustar bien tu cubrebocas, recordemos que un cubrebocas flojo permite que el aire tibio suba directamente a los anteojos. Ajustarlo correctamente hará que el aire que exhalamos libere el aire por la parte de abajo o los lados del cubrebocas.
  3.  Lava tus gafas con agua y con jabón, después haz que se sequen con el aire para permitir que se genere una delgada película que reduce la condensación. Es una de las medidas más sencillas y resulta muy efectiva.