Trends

La leyenda de la mujer de piedra en el panteón de Herrera

En Zacatecas, una mujer por amor se convirtió en piedra.

Por: Redacción | 16 de Octubre de 2020

Entre las leyendas que existen en Zacatecas, destaca una en el panteón de Herrera.

Cuenta la leyenda que la mujer de piedra, desconsolada por la muerte de su único hijo, cada noche ingresaba al panteón; quien, llena de tristeza, se aferraba muy fuerte a la lápida, iluminaba su noche con una vela que siempre sostenía en su mano derecha, conforme la vela se derretía, también su tiempo se agotaba, hasta que las dos se apagaron totalmente.  

La mujer nunca quiso separarse de la tumba, llorando de tristeza hasta la hora de su muerte y convertirse en piedra. La escultura de la mujer es muy realista, una dama de la tercera edad por las características que presenta.

La historia tiene distintas versiones, algunos aseguran que el hijo de la mujer era un hombre alcohólico, el cual después de mucho tiempo de no regresar a su casa, encontró a su madre sin vida. La señora no comía por esperar a su hijo todas las noches, debido a que el hijo siempre llegaba muy tarde de sus borracheras, la señora contrajo enfermedades poco a poco hasta que murió en la puerta de su casa, lugar donde esperaba a su hijo para abrirle. Un día de tanto tocar la puerta, el hijo no pudo abrirla y la aventó, al tumbarla halló a su madre con una vela en la mano reposando en el piso y así como la encontró decidió hacerle esta tumba en honor a su madre.

Las dos historias se desmienten, aseguran que Guillermo, un cantero zacatecano de veinte años se enfrentó a la muerte de su madre. Con esta escultura ganó un premio en la Feria Nacional de San Marcos y dedicó esta obra para conmemorar la muerte de su madre.