Sabores

FOCACCIA DE NARANJA, PISTACHES Y ROMERO

Un pan muy versátil para acompañar tu cena esta temporada

Por: David Valerio | 16 de Diciembre de 2020

Harina                                      430 g

Agua                                         390 g

Masa Madre                            170 g

Sal de mesa                              8 g

Aceite de Oliva                        45 g

Pistaches                                  50 g

Zeste de naranja                     25 g (el de media naranja)

Romero                                     3 ramitas

Sal de mar                                10 g

Pimienta recién molida           Al gusto

En un tazón pon la harina, sal, agua, aceite de oliva y la masa madre hasta obtener una mezcla homogénea sin amasar. Incorpora el zeste de naranja y los pistaches picados en trozos pequeños para que se noten en cada bocado. Mezcla solo lo necesario, hasta que los ingredientes se hayan incorporado. Cubre con una bolsa de plástico para evitar el contacto con el aire, luego almacena la preparación en un lugar tibio durante tres o cuatro horas.

Refrigera el tazón cubierto durante diez o doce horas. Este proceso se llama “fermentación en bloque” y sirve para que nuestra masa leude, es decir, se llene de gas carbónico: lo que hará que obtengamos un pan esponjoso sin necesidad de usar levadura comercial.

Saca de refrigeración y en un refractario previamente aceitado, extiende con cuidando de no presionar ni amasar, simplemente con una miserable pasa de un recipiente a otro. Verás que es una masa bastante líquida, eso está bien, pues esta es una masa de alta hidratación. Cubre y almacena nuevamente en un lugar tibio hasta que doble su volumen durante otras tres o cuatro horas.

Precalienta el horno a 200 grados centígrados durante veinte minutos. Saca el refractario de la bolsa y vierte sobre la masa treinta gramos de aceite de oliva. Frota un poco de aceite en tus manos y entierra los dedos ligeramente por toda la masa, queremos que parezca una nube. Esparce la sal en grano, la pimienta y el romero de manera uniforme. Por último, hornea durante cuarenta minutos o hasta ver la superficie de color dorado.

Debido a la larga fermentación de este pan, se recomienda empezarlo el día anterior. Es un pan sencillo que se puede hacer con lo que tengamos en casa: chile de árbol, cebolla, orégano, etcétera. No requiere de muchos conocimientos técnicos, ni utensilios especializados. Si no tienes masa madre, puedes pasar a Viajante, donde te regalaremos un poquito para que empieces con tu masa. Este pan lo puedes partir y usar para sándwiches, untarle lo que quieras o consumirlo así. Es muy versátil, anímate a jugar con los ingredientes. La naranja que se pide en esta receta puede ser natural o confitada, en esta época la venden en las dulcerías.