Trends

ENDOR Y HOTH, OTRAS DOS GALAXIAS DE STAR WARS

¿Cuáles de los planetas de Star Wars son ideales para evitar?

Por: Redacción | 23 de Junio de 2021

¿Cuáles de los planetas de Star Wars son ideales para evitar? La respuesta la tenemos gracias a la casa de apuestas especialista en juegos de ruleta Betway que consultó a Matt Hudson, co-presentador del podcast Star Wars Sessions, quien con  la descripción de cada espacio hace una valoración y deja a la vista los pros y los contras que te muestran las infinitas maneras de vivir una vida en una galaxia muy, muy lejana. 

Hudson se detiene al hablar de Endor, lugar ideal si les agrada la naturaleza por ser un planeta boscoso donde viven los Ewoks. Éste sería un destino atractivo por sus acantilados, el Laberinto de Arbo, el Lago de las Estrellas, entre otros. 

Sin en embargo no todo es color de rosa, Endor regala la más hermosa vista en el día, pero al llegar la noche es un lugar muy peligroso, debido a las especies depredadoras que en él habitan. 

En Endor están los Ewoks y los Duloks, los primeros, según lo expuesto por Hudson, matarán a quien vean pues son “criaturas perversas”. 

Hudson le da a Endor una valoración de ocho sobre diez, y destaca que fue en este lugar donde iban a quemar vivos a Han Solo y Luke Skywalker. 

Ahora hablaremos de Hoth, conocido por ser un planeta helado, además recordado por ser donde Luke Skywalker y Han Solo casi mueren congelados. Hudson comenta que es un “hermoso lugar” para ir a esquiar. Además, por tener diferentes especies, insectos y bacterias sería un lugar ideal para el análisis científico. 

En la planicie helada e inhóspita del planeta estalló la batalla de Hoth, un enfrentamiento importante donde la Alianza Rebelde sufrió bajas y perdió la Base Eco.

Las frías temperaturas del planeta, bajan por mucho la posibilidad de habitarlo, sólo podrías vivir en una cueva, pero estarías en el segundo eslabón en la cadena alimenticia de las wampas, que son los superdepredadores de este planeta frío. 

Sin duda no es un lugar para habitar, Hudson cierra la valoración en uno sobre diez y señala que “no ve ninguna razón” por la que se quiera vivir allí.